Casual style

¿Cual es la única cosa que echo de menos en verano? Poder ponerme unos vaqueros sin morirme de calor y taparme por la noche con el nórdico.

Por lo demás voto porque el verano dure todo el año entero, con sus días soleados, largos, con olor a mar y barbacoa. Parece que el extra de horas de sol me da energía para apuntarme a todos los planes y hacer mil cosas.

Este verano lo he disfrutado especialmente, mi hija pequeña ya está entrando en una fase de mayor autonomía y algo menos de locura, a parte de esto, es de la que se duerme en cualquier sitio, es decir que si le entra el sueño se va a dormir sí o sí esté donde esté y la verdad que eso es una comodidad.

Así que a todo lo que me han invitado, si ha estado en mi mano, he ido.

Sí, he de confesar que soy del tipo de madres que en la etapa “bebe” le ha costado bastante seguir con sus planes y horarios de antes, pero la verdad que en los dos primeros años de vida de mis hijas he sido bastante disciplinada en cuanto a horarios y comidas se trataba. Ahora tengo la recompensa a mi dedicación y entrega  y mis dos hijas comen y duermen de lujo.

Por todo esto tengo muchas ganas de salir, entrar, viajar, reír, bailar y todo lo bueno que venga y si para todo ello tuviera que elegir una prenda que ponerme, escogería unos vaqueros.

FIN

 

Top de Zara, vaqueros de Zara, bolso de Liveshop, cuñas de Zara y sombrero de H&M.

Deja un comentario