5 alimentos que deberías incluir en tu dieta

Desde hace bastante tiempo, y he explicado esto mismo anteriormente en otros post de mi blog, el sentido sobre el tipo de alimentación que llevo no es más que el de estar sana y sentirme bien por dentro y por fuera, nada que ver con hacer una dieta. Es un modo de vida. 

La mayoría de las veces que la gente se acerca a mi para hablar sobre alimentación lo hacen preguntarme qué comer para no engordar, puedo responderlo encantada y lo se perfectamente,  pero eso ya lo sabemos todos, ya que las dietas son siempre iguales de aburridas, lo que tenemos que preguntarnos es qué comer para estar más sanos, qué tomar para no enfermar y vivir lo más saludablemente posible.

Si aprendemos qué alimentos nos benefician y en qué y lo practicamos de una manera constante siendo consciente de los resultados, en ese momento, tu mente cambia y comer de una manera saludable se convierte en algo interesante y será un placer. 

Si nos alimentamos de la forma más sana posible, todo fluye , dormimos mejor, no estamos cansados, estaremos en el peso correcto y el sistema inmunológico se refuerza en ese bucle, de modo que no enfermaremos.

No me enrollo más, ya que podría estar hablando sobre dieta y alimentación mil horas, aquí os dejo una serie de alimentos que bajo mi experiencia, creo que se deben incluir en nuestra alimentación por las siguientes razones:

Manzana y Zanahoria: ambas contienen un tipo de fibra que se llama pectina, que es buenísima para nuestra flora intestinal . En el caso de la manzana esta fibra se encuentra en la piel ( por eso es preferible tomar esta fruta ecológica, ya que en la piel están todos los pecticidas ). La manera en el que nuestro intestino la absorbe mejor es tomando este alimento cocinado. Como es el caso de la compota de manzana o por ejemplo yo cuezo la manzana con leche de avena, le echo copos de avena y canela y lo tomo para merendar o desayunar.

En el caso de la zanahoria, la cual es rica en beta-carotenos que nos ayuda a tener Vitamina A (beneficioso para piel , mucosa, visión y crecimiento en los niños), podemos cortarla en láminas cocinándola cocida, rehogada, en puré o al horno.

Semillas de chía: La mejor manera de aprovechar todos sus nutrientes es dejándola en remojo con un líquido, ya sea agua, zumo o cualquier otra bebida. En mi caso las pongo en mis cafés o batidos con leche de avena y espero a que se infle para tomarla.

Beneficios: Tiene muchísima fibra, ácido graso omega-3 que es buenísmo para nuestro cerebro,  18% de la ingesta recomendada de calcio,  magnesio, fósforo , una gran cantidad de proteínas entre otras muchas propiedades que benefician nuestra salud. (Son muy saciantes).

Avena integral: Es uno de los cereales más sanos que podemos incluir en nuestra dieta. A parte de ser fácil de digerir con efectos positivos para nuestra microbiota intestinal, tiene proteínas de gran valor, es super saciante y anticancerígena.

Uno de los ejemplos que yo siempre pongo y que me encanta, es haciendo un porridge con leche de avena y canela en polvo, al que podéis añadir trozos de manzana o cualquier otra fruta así como chía.

Patata: La manera más sana de comerla es al horno o cocida. Cocinada de esta manera y en cantidades moderadas disfrutas de un alimento riquísimo de sabor, super saciante, rico en Vitamina B6 (ayuda a la renovación celular y sistema nervioso), de fácil digestión, de hecho es bueno para nuestra flora intestinal  y contiene una buena cantidad de fibra. ( Si nos gusta tomarla con piel , mejor que mejor, ya que esta contiene fibra y otro nutrientes adicionales).

Pues aquí os dejado 5 elementos que incorporar a vuestra dieta diaria, yo ya los tomo desde hace tiempo. No es que tengáis que comer todos ellos todos los días pero si incorporarlos a vuestra rutina y conocer cómo cocinarlos para aprovechar más aun todas sus propiedades.

Deja un comentario